Génesis.

Caricias radioactivas.
Tempestades narcóticas.
Una tarde mojada y seca a la vez.
Un cuchillo en tu boca se hunde en sus labios,
la pólvora ansía Incrustarme en su piel.
Que sientan mi odio.
Mi puto repudio.
El preludio de muerte que siente el gatillo.
Taciturno rencor vomita mi culata.
Se arrastrarán la serpientes.
Deambularán las ratas.

Del mordisco insensato
brotaron las hojas
que habrían de lamer las heridas del parto.
Hoy chuparás nuestras sangres malditas
tratando en vano enjuagar tu retrato.

Serpiente esmeralda,
llevaremos en el ombligo.
perdidos por siempre,
tus labios suicidas.

Negro destello pólvora.
Flota silencio en el aire.
Sábana de muerte cubre la vida,
riega la tarde.
Tempestad en las manos cubiertas de sangre.
Muere el sol bajo mis rodillas.
Se ahorca mi sombra cobarde.
Se quema el incienso amargo del ocaso eterno.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s